Despertamos juntos?

26 de agosto de 2009

Consejos de Gurdjieff a su hija


Fija tu atención en ti mismo, sé consciente en cada instante de lo que piensas, sientes, deseas y haces. Termina siempre lo que comenzaste. Haz lo que estás haciendo lo mejor posible. No te encadenes a nada que a la larga te destruya. Desarrolla tu generosidad sin testigos. Trata a cada persona como si fuera un pariente cercano. Aprende a recibir, agradece cada don. Ayuda a tu prójimo sin hacerlo dependiente. Haz planes de trabajo y cúmplelos. No ocupes demasiado espacio. No hagas ruidos ni gestos innecesarios. Si no la tienes, imita la fe. No te dejes impresionar por personalidades fuertes. No te apropies de nada ni de nadie. Reparte equitativamente. No hables de tus problemas personales. No emitas juicios ni críticas cuando desconozcas la mayor parte de los hechos. No establezcas amistades inútiles. No sigas modas. No te vendas. Respeta los contratos que has firmado. Sé puntual. Habla sólo lo necesario. No pienses en los beneficios que te va a procurar tu obra. Nunca amenaces. Realiza tus promesas. En una discusión ponte en el lugar del otro. Admite que alguien te supere. Vence tus miedos, cada uno de ellos es un deseo que se camufla. Vence tus antipatías y acércate a las personas que deseas rechazar. No actúes por reacción a lo que digan bueno o malo de ti. Transforma tu orgullo en dignidad. Transforma tu cólera en creatividad. Transforma tu avaricia en respeto por la belleza. Transforma tu envidia en admiración por los valores del otro. Transforma tu odio en caridad. Trata lo que no te pertenece como si te perteneciera; Desarrolla tu imaginación. No olvides a tus muertos, pero dales un sitio limitado que les impida invadir toda tu vida. Obtén para repartir. Si estás meditando y llega un diablo, pon ese diablo a meditar...


George Ivánovich Gurdjíeff (Alexandropol, 13 de enero de 1872? – París, 29 de octubre de 1949), fue un maestro místico, filósofo, escritor y compositor, quien se autodenominaba "un simple Maestro de Danzas".

4 comentarios:

Hada Saltarina dijo...

Mi querida Kreski,

Ya poniéndome al día con los blogs, me encuentro con este interesantísimo texto. No lo conocía, pero los consejos sencillamente no tienen desperdicio. Te mando miles de besos

lali dijo...

Sabias palabras......un mensaje bien sintetizado que voy a incorporar....a intentarlo , al menos...


como siempre ...mil gracias y mil besos

La terapia de Rafaela dijo...

Kreski, te agradezco enormemente que hayas recuperado este texto de Gurdieff, lo he impreso y lo llevo en el bolso, me ha llegado en un momento justo. gracias, nuevamente

Ramiro Valda dijo...

Kreski... hermoso texto, una guía de vida... puntual y profunda. Como siempre, TU en el momento indicado. Gracias