Despertamos juntos?

6 de diciembre de 2009

De un Curso de milagros- LECCIÓN 340-


Hoy puedo liberarme de todo sufrimiento.

Padre te doy las gracias por el día de hoy y por la libertad que estoy seguro me ha de brindar. Hoy es un día santo, pues hoy Tu Hijo será redimido. Su sufrimiento ha terminado. Pues él oirá Tu Voz exhortándole a que busque la visión de Cristo a través del perdón y se libere para siempre de todo sufrimiento. Gracias por el día de hoy, Padre míoVine a este mundo sólo para llegar a tener este día, así como la alegría y libertad que encierra para Tu santo Hijo y para el mundo que él fabricó, el cual hoy se libera junto con él.¡Regocíjate hoy! ¡Regocíjate! Hoy no hay cabida para nada que no sea alegría y agradecimiento. Nuestro Padre ha redimido a Su Hijo en este día. Ni uno solo de nosotros dejará de salvarse hoy. No habrá nadie que no esté a salvo del miedo ni nadie a quien el Padre no acoja en Su regazo, despierto ahora en el Cielo, en el Corazón del Amor.


De un Curso Milagros -Lección del día-

4 comentarios:

Angeles dijo...

El agradecimiento es la mejor oración, porque significa que todo ya se ha cumplido.
Buen fin de domingo y buena semana!!
Besos:)

La terapia de Rafaela dijo...

Justamente el cierre de un taller que el tema era la vergüenza y la integración del Yo, se cerró con "gracias a la vida", y llevo varios días levantándome y poniendo esta canción.
besos

☼El Rincón del Relax☼ *Beatriz* dijo...

Precioso amiga. Siempre es un placer pasar a verte y llevarme una gratificante sensación de binestar interior.

Un fuerte abrazo, amiga.



Beatrz

Juan Adolfo dijo...

El día de hoy querida Kreski es el regalo que Dios nos hace por saber usar la libertad que El nos regaló.Por eso tenemos que hacer lo que amamos y seremos felices; estaremos condenados al éxito, que llegará cuando deba llegar, porque lo que deba ser será y llegara naturalmente.En lo que nos quede en esta tierra no tenemos que hacer nada por obligación, ni por compromiso, sino por Amor. En ese Amor tendremos plenitud y en esa penitud cualquier cosa es posible.Los que ademas de Amor tenemos alguna falta de salud, nos puede suceder dos cosas, y las dos son buenas. Si la enfermedad me gana podre reunirme con los que subieron antes que yo y extraño tanto. Si yo le gano a ella saltaré cuando despierte cada mañana como un resorte de mi cama para que no se me escape el día que Dios preparó para mi. Miraré en mi espejo esa libertad que El me regaló y trataré de servir para algo ese día, y si es para alguien.....mucho mejor.
Un abrazo que desea compartir tu libertad y hacerte feliz.

Juan Adolfo